3/8/17

Juego de Tronos 7x03


* INTRO DE JUEGO DE TRONOS *
* SUBIR EL VOLUMEN HASTA QUE TIEMBLEN LOS CIMIENTOS *



La serie ya no tiene tiempo para perderlo así que empieza yendo al grano reuniendo por fin a Jon y Daenerys, su primer encuentro y todo lo que viene después es un capítulo redondo en el que cada segundo es una joya, cada diálogo y escena son para enmarcarlos.

La batalla dialéctica y política que tienen Daenerys y Jon empieza casi cómica en el saludo de presentación pero rápido se convierte en un pulso de poder muy tenso y me ha sorprendido porque esperaba que se besasen enamorados nada más verse (viva el incesto en la serie) pero no era muy realista... no sé si están destinados a algo romántico y no importa pero sí lo están a ser aliados y juntos serán muy fuertes, estoy deseando ver cómo se van conociendo y confiando el uno en el otro y cómo lucharán juntos, aunque al ritmo de la temporada en el próximo episodio ya serán amigos del alma.

Me encanta la evolución de todos los personajes conservando su esencia y adoro este poderío que desprende Daenerys porque es necesario para ser una reina y conquistadora y no tiene nada que ver con hacer las cosas bien o mal (no estoy de acuerdo con quien la tacha de prepotente), que las está haciendo bien o lo mejor que sabe y le aconsejan. Otra pareja insuperable son Daenerys y Tyrion, cualquiera al lado de la Madre de Dragones se hace grande aunque él no lo necesitaba porque lo ha sido siempre, todos sus momentos juntos son entrañables. La que sí tiene la corona muy subidita es Cersei y esto podría costarle caro, ya no se pone límites ni máscaras, que a mí me encanta pero se le puede ir de las manos, y me da mucha pena su hermano y amante porque dudo que ella sea capaz de amar de verdad, tal vez a sus hijos pero aun así su mayor amor es ella misma y el poder. 

Personalmente Jon Nieve me gusta mucho, es fuerte e imparable y no pierde la bondad y humildad, es casi perfecto y hasta te lo crees, esa es la magia, pero realmente él no está dentro del juego de tronos aunque forme parte indirectamente porque todos lo hacen, pero la gran batalla por el trono, la batalla de titanes, es entre mujeres: Daenerys, Cersei e incluso Sansa (que está arrebatadora y en cada conversación con Meñique es para aplaudirla) y las que han caído... Jon tiene sus propias batallas y obsesiones, no le infravaloro por ello pues supongo que la última temporada se centrará en el Rey de la Noche y su ejército y va a ser tan importante como conseguir el trono, pero esto es juego de tronos y las mujeres tienen el poder o luchan por él. Que luego a saber quién gana y quién muere porque no sé si sentirme segura con los personajes fuertes, me pongo en lo peor y creo que van a hacernos sufrir, ya es algo característico de la serie así que no doy nada por sentado porque pueden morir todos. 

Mis personajes favoritos son Daenerys (obvio) y Cersei, sí, la mala malísima, por eso me gusta tanto porque es una gran villana, es tan malvada que da miedo de verdad, que sigue sorprendiendo con sus venganzas retorcidas, con su fuerza y determinación, esto es algo en lo que se parece mucho a Daenerys aunque sean como el agua y el aceite pero en realidad no tanto, una es una psicópata y la otra no, solo eso las diferencia, ambas han sobrevivido por la fe en sí mismas, han vencido a todos los que han intentado destruirlas, han sido maltratadas y vapuleadas, infravaloradas, y han crecido con su dolor, son muy poderosas y peligrosas. El momento de venganza de Cersei en este capítulo me ha puesto los pelos de punta, es una diosa de la maldad.

Pero lo que más me ha motivado a escribir sobre este episodio ha sido la batalla en Roca Casterly cuando la invaden los Inmaculados. Es una batalla fuera de lo común por la forma en que nos la narran y nos la muestran y creo que ha sido muy artístico el trabajo que han hecho y me ha fascinado, a la par que emocionante también es bello. 

Y después la sorpresa del juego muy bien planeado por Cersei y el grandioso final para Olenna Tyrell que con sus últimas palabras muere matando y con una elegancia y dignidad inigualables. 


Juego de Tronos no es la mejor serie que he visto en mi vida (la gente es demasiado fan, así a secas, y la histeria fandom es exagerada) pero es una maravilla, puede verse más de una vez y disfrutarla igual o más que la primera vez, y el trabajo que han hecho con ella es admirable.