28/6/16

Reseña: Partir de Lucía Baskaran


Partir es una historia sobre la juventud, sobre cómo matar la ingenuidad postadolescente y morir un poco, para luego resucitar hermosos. A través de la protagonista, la autora nos sumerge en un relato descarnado en primera persona. Desde sus personajes —jóvenes locos, temblorosos, que quieren descubrir el mundo y hacerlo estallar en pedacitos— hasta sus escenarios —Madrid, París, el ambiente universitario, ese sabor fresco, moderno, duro y urbano—, la historia va tomando fuerza y realidad y nos invita a seguir leyendo con miedo y emoción.

***

Comenzaré diciendo que es una novela muy femenina, me ha dejado muy marcada esa sensación, por la protagonista y todos los temas que toca su historia, aunque no es feminista porque solo roza el tema durante un par de páginas y lo descarta sin ningún interés, eso me ha defraudado, habría sido muy interesante que con el camino que llevaba terminara concienciada y sintiéndose feminista como una parte importante de su evolución, pero no.

Mujeres escritoras: si no escribimos nosotras sobre feminismo y hacemos que nuestros personajes sean feministas nadie más va a hacerlo, tenemos la oportunidad de dar visibilidad, de concienciar, de enseñar incluso, de normalizar, solo dándole un poco de importancia en nuestras historias, tenemos que hacerlo.

Al final te lleva por otros caminos que también son interesantes, le da muchísimo más realismo al conjunto, y te hace conectar más íntimamente con la protagonista, te da una conexión con la que entenderla, lo malo es que no lo tenemos durante todo el libro. Dejarlo para el final por un lado es una pena y la pérdida de un gran tema y por otro es un buen golpe de efecto pero yo habría preferido que saliera antes y se trabajara más.

No se trata tanto de una historia de evolución del personaje como de descubrimiento para nosotros, ella es así y hace lo que puede y vamos desenredando el misterio de su personalidad que arrasa un poco toda su vida, cada vez más con un sabor de inevitabilidad. Todo esto contando de una forma bastante interesante y entretenida: mezclando presente y pasado hasta que en los últimos capítulos todo encaja.

La narración se centra en el punto de vista de la protagonista que está bastante bien construida -una chica buscando su lugar en el mundo, bastante desquiciada y con pensamientos muy divertidos- y lo demás, lo que está fuera de su mente, está muy mal desarrollado, parece que le falta trabajo, tiempo, más espacio, y los personajes secundarios sólo son pegotes a su lado que no tienen ningún interés ni gracia. PERO la protagonista te engancha, pese a que la autora se deja lo mejor para el final, y me ha gustado muchísimo la relación de desamor con su pareja, es tan emotivo y triste y realista, me llegaba directo al corazón esos momentos juntos, están jodidamente bien hechos, te parten el corazón, y parece que todo lo bueno va acompañado de algo malo: desaprovecha mucho ese tema, me habría encantado que saliera muchísimo más en vez de los otros estúpidos personajes secundarios.

En conjunto es un buen primer libro, es entretenido, ligero, hasta divertido, y esos saltos de tiempo son muy amenos y deben haber costado mucho trabajo. El libro tiene fallos pero también tiene cosas buenas, no somos genios que cagamos obras de arte, tal vez si sigue escribiendo mejore libro tras libro. Pero si simplemente quieres distraerte y pasarlo bien esta es una buena elección, tanto como cualquier otra, no tiene nada especial, lo olvidarás al día siguiente, pero pasarás buenos ratos con él, y eso ya es mucho decir. Yo ahora estoy empezando mi primera novela y me sentiría feliz con conseguir esos mínimos, porque es difícil escribir y le concedo eso a la autora: haber terminado el libro y que yo también lo haya terminado de leer.

Así que bien, sigamos escribiendo y leyendo.



Por cierto, jamás me dejará de sorprender y desilusionar lo exagerados que son en las sinopsis y las recomendaciones de los libros y sus comparaciones con grandes a los que no llegan ni a la suela de los zapatos, pero bueno. Venderse como autor parece un chiste ya.